Conecta con tu propósito

El multimillonario británico Richard Branson, considerado uno de los empresarios más exitosos a nivel mundial, no deja de sorprenderme con su filosofía de emprendimiento y sus formas de afrontar la vida.

Branson no tuvo mucho éxito en la escuela a causa de la dislexia, por eso se aventuró en el mundo de los negocios, empezando con su propia revista, Student.

Con esta revista buscaba hacer campaña contra la Guerra de Vietnam y movilizar las opiniones de una generación que estaba preocupada por el estado del mundo. Durante este tiempo, Branson aprendió que el propósito puede ser una fuerza extraordinaria y unificadora, que atrajo a mucha gente a trabajar con él.  

Y aunque la revista no le dio grandes ganancias, lo ayudó a detectar las necesidades y carencias de los consumidores a la hora de presentarles cualquier servicio.

Esta premisa la aplicó a sus siguientes emprendimientos. Branson ganó su éxito con la fundación de Virgin Records, que vendía discos por correo. Pero más adelante constituye Virgin Group, un conglomerado multinacional de unas 400 empresas.

El propósito de Branson es distinguirse en el servicio al cliente, de hecho, este es el espíritu que impulsa a todas sus empresas.

Según el empresario, la gente con personalidad, pasión y propósito se desarrollan como los mejores emprendedores y líderes de negocios.

No hay nada más satisfactorio e importante que definir nuestro propósito de vida. Es la energía más expansiva que tenemos, nos impulsa a tomar las mejores decisiones en el momento adecuado.

Tan importante es este asunto que ya la ciencia ha avanzado al respecto.

De acuerdo a un estudio científico llevado a cabo por la Universidad de Carleton, Canadá, y el Rochester Medical Center, Estados Unidos, tener un propósito en la vida está asociado a un menor riesgo de mortalidad. ¡Así como lo oyes!

Para esta investigación se analizaron más de 6000 voluntarios durante 14 años. Durante esos años se produjeron 569 fallecimientos, en donde la mayoría de ellos correspondió al grupo de personas que le daban poca importancia al hecho de darle un sentido a la vida, mediante un objetivo.

Buscar una dirección en la vida y establecer objetivos generales de lo que se quiere lograr, puede ayudarnos a vivir por más tiempo, independientemente del momento en que se encuentre nuestro propósito.

Si bien es cierto que no existe una fórmula mágica para descubrir cuál es tu misión en este mundo, hay algunas reflexiones que puedes hacer al respecto. Hoy quiero dejarte cinco preguntas que te ayudarán a conectar con tu propósito en la vida:

  1. ¿Qué te inspira?
  2. ¿Qué actividad estarías dispuesto a hacer todos los días sin cobrar nada a cambio?
  3. ¿Cuáles son tus libros favoritos?
  4. ¿Qué cosas haces con facilidad y mejor que la mayoría de las personas?
  5. ¿A qué personas admiras y por qué?

 

“A cualquier edad es preciso un propósito en la vida. Es la mejor cura contra muchos males”. Isabel Allende

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *